lunes, 9 de junio de 2014

Pijama de gatos en franela

Cuando vi en Modes4U esta franela de gatos, supe que tenía que traerla a casa. ¿Para qué? Ni idea, pero tenía que venir a tierras murcianas. ¿No es preciosa?


Una vez en casa, la toqué, y era tan calentita, tan amorosa... que la convertí en un pijama para el peque. En casa importa poco si el lila es de niños o de niñas: la ropa es ropa, y punto, jeje. Así que, con la franela de gatos, hice un pijama la mar de calentito (que en invierno, aunque sea invierno, dormimos destapados)



Pantalón sencillo, con puño en la cintura. Sobre todo, comodidad.
Camiseta (mejor dicho, camisa... bueno, parte de arriba) tipo kimono, con mangas anchas para que no rocen ni aprieten,
Bies de franela en las mangas, y tela de sudadera para las mangas. Otra cosa no, pero calentito es un rato.

Y para cerrar, trapillo. El año que viene seguramente lo cambie por snaps (o no, ya veré). No le hice vistas por dos motivos:
1.- Pereza
2.- No quería que fuera demasiado caluroso


Evidentemente ya no lo estamos usando, pero lo hice a conciencia, así que el invierno que viene volveremos a sacarlo :)
Ahora a por los pijamas de verano, al menos hasta que el calor haga que el único pijama sea el pañal.


1 comentario:

Puede que te gusten...

Puede que te gusten...