jueves, 29 de septiembre de 2016

Rums #39 Faded Stripes

Es jueves! Es Rums!
Mientras el muro de Rums hoy está lleno de unas preciosas chaquetas Hazel (que se me ha antojado ya una, a ver si me pudiera poner pronto a ello, aunque coser ahora de invierno me da calor), yo vengo con una camiseta de verano, fresquita y cómoda:
Modelo Faded stripes, de la ottobre 2/2015 (sí, de esa en la que todas cosisteis la sculpture, yo hago este otro modelo...empiezo a pensar que voy un poco contracorriente).
Compré esta tela en el mercadillo, me encantó el efecto desteñido, y la quise combinar con una tela de gatitos que ya os enseñaré espero que pronto.



Aquí se aprecian mejor los gatitos de los hombros. 
Me ha gustado este detalle para aprovechar restos de telas, y creo que en el recopilatorio del blog de fans de ottobre hay algunas con tela plana en los hombros
 Y por detrás, sencilla a más no poder.
Por cierto, los shorts de la foto son de los primeros que me hice, con maravilloso patrón de MRDM, y están más que amortizados, porque me encantan y son súper cómodos.

Enlazo en Rums y en Blog de fans de Ottobre, y me voy corriendo a publicar, que quiero cotillear todas vuestras costuras y se me acaba el jueves :)

sábado, 24 de septiembre de 2016

Pizarras enrollables (aviso: post con mil fotos)

Esta navidad estuve súper entretenida cosiendo pizarras enrollables. Me hicieron varios encarguitos y yo encantada de coserlas, porque me encantan estas pizarras. 
Aquí todas juntas, ¿a que quedan chulas? Por cierto, sí:publico esto en septiembre, ¿he dicho ya que tengo fotos atrasadas porque #cosoynopublico ?
 Estas cuatro fueron con tela de gnomos, una tela preciosa que me dio mucha pena usar, jeje (es broma, me encanta coser con telas bonitas)


 Si por mi fuera, me hubiera quedado con un trocito, ¿no es preciosa?
 Esta tela de cuentos la tengo guardada como oro en paño. Es preciosísima, la usé para un cobertor de RN, y creo que todavía me queda un cachito.


 Estrellas rosas. No soy muy de rosas, pero estas estrellas me encantan

 Los ninjas me encantan también. Los tuve en azul luego en rojo, y porque no hay más colores, (que yo sepa). Las telas de Robert Kaufman me chiflan, es superior a mi, las veo y las quiero.

 Aquí otros modelos. Creo que ponerlas de una en una es aburridillo, porque son muuuchas, y tampoco es plan de poner siempre lo mismo, no?

Como no es estrictamente para mis peques ni para mi (aunque mi peque tiene la suya, por supuesto... y otra que le quiero coser al peque-peque) lo publico un sábado. Así, el calendario de publicación del blog quedaría de la siguiente manera:
Lunes: Menuda Inspiración --> Costura para los peques
Jueves: Rums --> mis costuras egoístas
Sábado: Varios y variados, jeje.

lunes, 19 de septiembre de 2016

Nuestro kit de superviviencia... y reflexión restaurantes


 Ir a un restaurante a comer con los peques puede resultar... ¿entretenido? Si, diré entretenido XD
Los niños de cuatro años no tienen la paciencia de los adultos, ni entienden que tienen que esperar  a que traigan su comida, y tampoco aguantan las interminables sobremesas de los adultos, que pretendemos solucionar el mundo delante de una taza de café. 
En nuestro caso, para hacer más cómodo a los peques salir de casa a comer fuera, llevamos un "kit de supervivencia" consistente en una muñeca, un coche, un mini puzle, a veces un libro y, por supuesto, colores y una libreta. Lo demás puede faltar, pero los colores son indispensables, incluso los he llevado en el monedero, para poder pintar aunque sea en una servilleta.
Aprovechando la necesidad de colores he hecho un roller para ceras, que tenía muchísimas ganas de hacerlo.
Cerrado queda muy cuco, con sus ericitos, y su elástico para cerrar:



 Desde arriba con las ceras ordenadas (sólo para la foto, jeje)


 Cinta "under your spell" de Hilos y más, para darle un toque decorativo y que quedase mejor la unión de ambas telas:

Me encantan como quedan todas las ceras ordenadas.


 Y para completar el conjunto, con el último trozo que me sobró de la tela de erizos, una funda para una libreta cuadrada. La libreta es cuadrada de hojas blancas, creo que de Tiger, y cuando se gaste me tocará comprar otra, porque lo malo de esta funda es que no es para libretas de tamaño estándar.
(La foto ha salido torcida, no sé por qué, pero el elástico queda a la derecha, para mantener cerrada la libreta)
Este lunes os enseño esto en menuda inspiración, el próximo (o dentro de algunos próximos) os enseñaré lo que hice con el resto de tela. 
***
Y aquí mi reflexión sobre los restaurantes: (si sólo os interesa la costura, podéis dejar de leer; nos vemos en la próxima entrada)
¿Tan raro es ir con un bebé a un restaurante a comer? ¿Tan raro es que ese bebé se mueva? En julio estuve en Madrid, en Gran Vía, y para comer con el peque-peque era una odisea cada vez que queríamos ir a un sitio. Al no llevar carrito, si en el restaurante no había tronas (que no había) comer se volvía complicado a menos que lo sentase en mis rodillas (donde mejor está, pero eso es otra historia) y comerse unos fideos con su caldo con un bebé en las rodillas... no es buena idea XD Al final optamos por comer en el hostal, mucho más cómodo para él, que podía moverse, correr... y disfrutar de la comida.
Me estoy acordando de cuando R. tenía un año y abrieron en mi pueblo un restaurante japonés. A mi, que me encanta la comida japonesa, me encantó el sitio: buena comida, cerca de casa, buenos precios... PERO mal servicio. Fui dos o tres veces, y no volví (cerraron al poco tiempo, supongo que no es un restaurante para este pueblo, jeje) 
La cocinera era conocida de la familia de mi marido, y salió a decir que el peque era malo, que le iba a dar en el culo si se movía; entre risas, claro... pero a mi no me hizo gracia. A la semana volví con una amiga, y esa fue la última: el peque quería explorar, moverse y andar. Como apenas había gente (sólo una mesa de despedida de curro o algo así, gritando y celebrando algo) le dejé. La camarera vino a decirle que se estaba portando mal, que era muy malo y no sé qué más. No le dije nada, sólo que eso no se lo dijera, pero no volví.
¿Tan raro es que un niño coma y tire comida al suelo? Luego la recojo.
Es más, ¿por qué yo puedo ir con una amiga, beber y reírme, gritar si hace falta, y no pasa nada, pero si mi hijo chilla hay que hacerle callar? 
Ya me he quedado a gusto XD
Por cierto, normalmente vamos a sitios donde los peques son bien recibidos, donde su comida no es comida de segunda (eso da para otro desahogo...¿por qué la comida del menú infantil carece de calidad y hay sitios dónde no te dan la opción de pedir medias raciones?) y donde pueden explorar y jugar siempre que no molesten a nadie ni se pongan en peligro.

sábado, 17 de septiembre de 2016

Las cuatro estaciones

Vi esta idea por Internet, ni me acuerdo dónde, pero me encantó, así que se la propuse al peque para que la hiciéramos juntos. Cuatro lienzos blancos, pintura acrílica, su mano...y unas tardes entretenidas juntos, a solas, sin peque-peque (procuramos pasar todos los días un rato juntos, los dos solos, manteniendo el momento madre-hijo de antes de nacer A. Es complicado, sobre todo cuando no está papi, pero merece la pena verle disfrutar haciendo manualidades.)


 ¿A que quedó precioso? Cada cuadrado es una estación, y las "hojas" las hizo él con sus dedos.

Ya puesto en la pared de la entrada de casa. Queda precioso y me encanta verlo. :) (estoy en modo madre-ñoña, ¿se nota? jeje, pero después de unos meses durillos me apetece abrirme por aquí, ponerme ñoña y no avergonzarme de ello)


jueves, 15 de septiembre de 2016

Rums #37 Estuche porta totoros

¡Es jueves! ¡Es Rums!
En febrero de este año os enseñé mi mochila-cojín de búhos, que ahora estoy usando para moverme por mi casa (sí, parezco Flor Aguilar en hotel glam). Dentro de la mochila llevo la agenda, una libretita pequeña, la ottobre y ahora este estuche, que me hice en un plis plas (sin forro ni nada, fue pensado y hecho) para poder llevar dentro de la mochila un bolígrafo y poco más. 
Por delante, tela de estrellas en morado y la solapa que viene de la parte trasera, con tela de matrioskas. Para cerrarlo, una presilla con la misma tela.
 Tamaño perfecto para mi totoro-boli
 Dentro llevo un boli negro, uno de colores para resaltar cosas, y un lápiz. Ahora está de moda el bullet journal, pero yo soy más de agenda de toda la vida, mi moleskine, a la que soy fiel desde hace años (de día por página, que luego me falta espacio). 

Y por supuesto, un rollo (o dos) de washi tape, que también es imprescindible para mi desde que he descubierto lo mono que queda todo con washi tape. 

Me siento un poco ñoña e infantil, pero me da igual. Me encanta mi funda porta básicos XD (aunque quizá debería haber rematado un poco mejor la solapa, jeje)

lunes, 12 de septiembre de 2016

play with me shorts


Más shorts para el peque, que este verano andaba escaso de ellos, hechos con nuestro patrón fetiche, de Mi rincón de Mariposas.
Tengo mil patrones (la mayoría de ottobre) que quiero probar, pero me resisto a ello, porque estos son taaan cómodos, pero taaaaan cómodos...que al peque se le olvida que no llevan bolsillos.
Para hacerlos reciclé una camiseta mía, que ya ni me entraba y que apenas me ponía porque tenía un escote trasero un poco raro. La compré en un arrebato, más porque me gustó el mensaje que porque me gustara la camiseta (Ponía en inglés algo así como "¿por qué no dejas el mando -de la consola- y juegas un rato conmigo?" Que ahora lo pienso y me horrorizo un poco, pero en su momento supongo que me haría gracia)



Puestos quedan súper cómodos. 

 Y combinan muy bien con sus camisetas XD
Como es lunes, enlazo con Menuda Inspiración de La Pantigana
Y me voy a llorar a un rincón, que hoy empieza mi peque el cole por segundo año... y lo echo de menos :(

sábado, 10 de septiembre de 2016

Haciendo ceras (2º parte)

A principios de verano os enseñé el regalo de cumple que R. había hecho para A., en este post. 
Faltaba la segunda parte: un estuche para guardar las ceras y, junto con una libreta pequeña o unos folios, llevarlas a todas partes y poder usarlas, por ejemplo, en la espera de los restaurantes.
Tenía esta loneta hace siglos, desde el segundo cumpleaños de R, que hice unas bolsitas para regalar con ella, así que decidimos usarla para hacer el estuche.

 Rotuladores textiles, un par de tardes con papi quedándose con A... y a disfrutar


 Así quedó la tela terminada, a falta de planchar para fijar el color


Y aquí, el estuche terminado. Con un retal de matrioskas hice el forro interior. Para cerrarlo, dos snaps t3, de bebé, para que sea más sencillo abrirlo.


 Y, para terminar de decorar, una cinta de piratas (también elegida por el peque, que yo lo único que he hecho en este estuche ha sido planchar y coser, jeje)

lunes, 5 de septiembre de 2016

Pantalones olvidados

Organizando las fotos de los peques, me he encontrado con estas dos de unos pantalones que no recuerdo si os los he enseñado ya o todavía no lo había hecho: pantalones para el peque-peque (ays...el peque-peque ya tiene 17 meses, le queda poco de que le llame así, lo veo más grande cada día que pasa, tanto que estos pantalones no podría volver a ponérselos ni aunque quisiera)

Aunque ya tienen tiempo, los enlazo en Menuda Inspiración, y ahora me voy a un rincón a llorar por cómo ha crecido mi bebé (ays,,, si es que hace nada estaba luchando por darle el nacimiento que se merecía,  y ahora ya le estoy cosiendo la talla 86)

jueves, 1 de septiembre de 2016

Rums #35 Funda y base máquina de coser

Con el inicio de septiembre, vuelvo a Rums, que ya iba teniendo mono de vosotras y de vuestras costuras.
Cuando vi esta preciosa tela en la tienda supe que tenía que traerla a casa para hacer con ella lo que hice: una funda para la máquina de coser, que la pobre se llenaba de polvo cuando no la usaba. Tenía una funda que venía con ella, de plástico feo blanco, pero si he de ser sincera, ni siquiera sé dónde está guardada.
Costura sencilla, sin patrón ni complicaciones, pero de la que estoy súper satisfecha (al fondo, mi caos costuril... tijeras, caja guarda agujas, rotuladores, restos de telas....)

 Es muy sencilla, pero con esta tela, queda preciosa, ¿no creéis?
 Aprovechando que me metía en faena, hice una base para la máquina de coser, con una guata que compré hace siglos precisamente para hacerla (cuando Hilos y Más organizó la semana del cuarto de costura).
Tela blanca reciclada de unas cortinas, guata y tela preciosísima con motivos de costura, ningún misterio. 
 Mi pobre máquina ha agradecido la nueva costura, pensada para ella, pues ya necesitaba una base para descansar correctamente y no moverse como si estuviera centrifugando una lavadora XD (ahora coso hasta mejor, jeje)
 ¿A que le queda bien? No sé cómo he podido estar tanto tiempo sin base para apoyar la máquina, con lo bien que me viene ahora usarla.
 Y aquí, mi conjunto completo: base, funda y funda para las tijeras (con otra tela, que cuando compré esta fue a posteriori)
Aprovechando que es jueves, me paso por Rums a ver que habéis cosido vosotras. 
Y ya por curiosidad: ¿vuestras máquinas tienen fundas handmade? ¿Y bases?

Puede que te gusten...

Puede que te gusten...