lunes, 16 de junio de 2014

Libro-estuche

Más fotos antiguas. Esta vez, un detalle navideño para una amiga del peque: un libro-estuche tipo los de Pandielleando.
Sí, vale.. estamos en junio y yo enseñando cosas de la Navidad pasada... pero es lo que tiene encontrar fotos antiguas en el móvil. jeje.
Me gusta mucho como quedó, pero tiene mil fallos (como no plancharlo antes de hacer las fotos, por ejemplo)
Aquí por fuera, donde puede verse que cierra con dos solapas con snaps:


Y aquí, por dentro: con un bolsillo para ceras de colores, compartimentos para rotuladores (lavables) y bolsillo para libreta.






sábado, 14 de junio de 2014

Memory de tela


 Aprovechando los retales, que de eso tengo bastante, he hecho un juego de parejas para el peque de la casa. Todavía no tiene dos años, y yo lo veo pequeño para este juego, pero se lo pasa bien volteando las piezas, mirándolas, apilándolas... poco importa si no tiene claro el concepto de emparejar, no?

La idea la he visto en varios sitios (evidentemente, está todo inventado ya, y no he descubierto la pólvora) y era una de esas cosas que guardo en mi mente para hacer en un futuro (ni siquiera las tengo apuntadas en una libreta, que eso implicaría un mínimo de organización, cosa que ahora mismo brilla por su ausencia).

Al peque le gusta jugar con Pou, una mascota virtual que vive en mi móvil, y entre los juegos de Pou hay un memory; no hace más de una o dos parejas, pero más o menos ha entendido el concepto (o eso creo) así que aproveché para hacerle este juego con cartón y retales.

Hacerlo ha sido fácil y rápido, un  ratillo de descanso en el estudio: Cartones cortados a la medida deseada, pegamento de barra y dos trozos de tela iguales. Ahora sólo me falta customizar una caja para guardarlos (o una bolsa) y que dejen de estar esparcidos en la mesa del comedor.



jueves, 12 de junio de 2014

Rums #24 Corazón Hueco


Feliz jueves! Feliz Rums!

Esta vez, algo para mi... pero tan para mi que no sé ni lo que es (acepto ideas) 
¿Será un colgante? ¿Será un llavero? ¿O tal vez un broche? ¿Y si le pego un imán? 
Todavía no lo he decidido, y eso que lo tengo hecho hace tiempo. Es un corazón hueco, hecho con arcilla polimérica y caucho (el caucho es lo que va de un círculo a otro)
Va lijado y pulido, y me encanta el efecto que tiene. De momento, lo tengo en la mesa de costura y lo único que hago es mirarlo, jeje. 
Pues eso, que acepto ideas (decidir qué hacer con las piezas y qué nombre poner a las muñecas son mis asignaturas pendientes)




PAra ver lo que han hecho las demás, pasad por aquí: rums




lunes, 9 de junio de 2014

Pijama de gatos en franela

Cuando vi en Modes4U esta franela de gatos, supe que tenía que traerla a casa. ¿Para qué? Ni idea, pero tenía que venir a tierras murcianas. ¿No es preciosa?


Una vez en casa, la toqué, y era tan calentita, tan amorosa... que la convertí en un pijama para el peque. En casa importa poco si el lila es de niños o de niñas: la ropa es ropa, y punto, jeje. Así que, con la franela de gatos, hice un pijama la mar de calentito (que en invierno, aunque sea invierno, dormimos destapados)



Pantalón sencillo, con puño en la cintura. Sobre todo, comodidad.
Camiseta (mejor dicho, camisa... bueno, parte de arriba) tipo kimono, con mangas anchas para que no rocen ni aprieten,
Bies de franela en las mangas, y tela de sudadera para las mangas. Otra cosa no, pero calentito es un rato.

Y para cerrar, trapillo. El año que viene seguramente lo cambie por snaps (o no, ya veré). No le hice vistas por dos motivos:
1.- Pereza
2.- No quería que fuera demasiado caluroso


Evidentemente ya no lo estamos usando, pero lo hice a conciencia, así que el invierno que viene volveremos a sacarlo :)
Ahora a por los pijamas de verano, al menos hasta que el calor haga que el único pijama sea el pañal.


lunes, 2 de junio de 2014

Un año pañaleando

Hace ya un año que empezamos a usar pañales de tela con el peque, y no podría estar más contenta con mi decisión. Además de ecológicos, son bonitos, cómodos de usar, etc.
Cuando sólo llevábamos cuatro meses escribí una entrada sobre usar pañales de tela, y poco he cambiado desde entonces. Cada vez estoy más convencida de que es mejor usar y lavar que usar y tirar (aunque, por supuesto, es una decisión personal de cada uno, y cada persona hará lo que mejor le parezca)
Cuando empecé a usarlos no me imaginé que acabaría cosiéndolos yo y que perdería el miedo a hacerlo. Este es de los primeros, ya le queda pequeño, pero es taaaan bonito (me encantan los ninjas, no puedo evitarlo) que quería que fuera la imagen de esta entrada, jeje.
Por delante:
 Por detrás:

Y con su toallita a juego, de polar y algodón, porque tampoco usamos mucho las desechables (para el clay sí que las uso mucho, muchísimo, pero para limpiar al peque prefiero un trozo de tela y un poco de agua)


No son perfectos, evidentemente, pero cumplen su función, y eso a fin de cuentas es lo que importa.
Gracias por leer 

Puede que te gusten...

Puede que te gusten...