sábado, 14 de junio de 2014

Memory de tela


 Aprovechando los retales, que de eso tengo bastante, he hecho un juego de parejas para el peque de la casa. Todavía no tiene dos años, y yo lo veo pequeño para este juego, pero se lo pasa bien volteando las piezas, mirándolas, apilándolas... poco importa si no tiene claro el concepto de emparejar, no?

La idea la he visto en varios sitios (evidentemente, está todo inventado ya, y no he descubierto la pólvora) y era una de esas cosas que guardo en mi mente para hacer en un futuro (ni siquiera las tengo apuntadas en una libreta, que eso implicaría un mínimo de organización, cosa que ahora mismo brilla por su ausencia).

Al peque le gusta jugar con Pou, una mascota virtual que vive en mi móvil, y entre los juegos de Pou hay un memory; no hace más de una o dos parejas, pero más o menos ha entendido el concepto (o eso creo) así que aproveché para hacerle este juego con cartón y retales.

Hacerlo ha sido fácil y rápido, un  ratillo de descanso en el estudio: Cartones cortados a la medida deseada, pegamento de barra y dos trozos de tela iguales. Ahora sólo me falta customizar una caja para guardarlos (o una bolsa) y que dejen de estar esparcidos en la mesa del comedor.



1 comentario:

Puede que te gusten...

Puede que te gusten...