sábado, 19 de octubre de 2019

Toallita para eructos bebé

¿Recordáis el famoso Bundle que estuvo siendo publicitado hasta la saciedad? Pues caí, piqué...y lo compré.
Poco a poco voy haciendo los cursos, viendo los vídeos... espero sacarle partido, de momento estoy contenta con la mayoría de los "cursos" que he hecho, entre los que está el de costura para mamás "con poco tiempo y muchas ganas" (me encantó el título) de Skarlett costura.
De los cuatro proyectos finales del curso, este es el primero, una toallita para poner al bebé en el hombro y sacarle los gases, por si echa algo de leche que no nos manche.
Esta es para E., mi sobrino, a juego con la corona de cumplemés que le hice.


Por el revés lleva tela de rizo (realmente es el derecho, la tela de globos es decorativa y debería ir en contacto con nosotros, y el rizo en contacto con la cara del bebé, ¿no?)


Nunca había hecho una toallita de este estilo, suelo usar muselinas dobladas en rectángulo, pero me apetecía probar algo nuevo (y aprovechar los tutoriales del curso, que así se aprenden las cosas nuevas). De hecho, ya que cosía la de E., cosí otra toallita para mi peque, así que si le hago una foto decente os la enseño pronto.
Los otros tres proyectos del curso son un cambiador portatil para bebés (que eso no lo haré porque nosotros no lo usamos), una mochila (que os enseñaré algún día, cuando la tenga hecha) y el cuarto no lo recuerdo, pero seguramente también lo acabe haciendo. 

miércoles, 16 de octubre de 2019

Falda tela con el viernes

He usado bastante esta falda este verano (este tipo de faldas, en realidad, que me hice dos más aparte de ésta) y creo que la seguiré usando, porque con unas medias oscuras la veo bien para el invierno, ¿no?
La preciosa tela fue regalo de mi AS en la primera celebración del Tela con el Viernes de Done By Ana (todo en Instagram), que es un sarao consistente en publicar una tela cada viernes del mes. 
Me encanta el color, el dibujo de flores de Lis (que no se ve bien en la foto pero es muy bonito) y la suavidad de la tela. 
Cuando la tuve entre mis manos tuve claras dos cosas:
1.- Iba a ser algo para mí
2.- Necesitaba una falda y la tela era perfecta para ello.


 Aunque es súper simple, me encanta el resultado.
Lo de planchar ya, si eso, para otro día.

Enlazo en Mimi, del Club de las Malas Costureras que sigue celebrando su segundo aniversario.
La semana que viene os pondré un tutorial para hacer una falda de este tipo. Obviamente es muy sencillo, pero si alguien está empezando puede que le venga bien para perder el miedo a meter tijera a las telas. 

domingo, 13 de octubre de 2019

Un álbum para recopilarlos a todos

¿Sabéis aquello de "un anillo para gobernarlos a todos"? Pues aquí va mi versión: un álbum para recopilarlos a todos.


Me ha dado por el scrap y, aunque lo que hago no es nada del otro mundo (para mí sí lo es, me gusta, me esfuerzo en ello y me siento orgullosa del resultado) quiero conservar los álbumes que hago todos juntos, porque algunos son para regalar, así que decidí hacer un álbum para poner las fotos. Aquí las fotos, en chiquitito, preparadas para llenar las páginas del álbum.


La idea es poner cada álbum en una página (más que cada álbum, cada foto o cada dos fotos, que algunos los tengo también por el interior). No es un catálogo, sino un recordatorio de lo que he hecho (y de la evolución, desde los primeros álbumes con sobres a los que estoy haciendo ahora con solapas y desplegables)


La idea es llenarlo poco a poco, según vaya haciendo cosas. Sin prisa y disfrutando el momento (durante el final del embarazo hacía más scrap que costura, porque con la barriga me costaba llegar a la máquina, pero ahora espero retomar la costura, que la wishlist ha crecido y necesito ponerme con ella)


La excusa del álbum fue probar esta encuadernación, como cosida (no sé cómo se llama, lo siento, la vi en varios tutoriales y quise probarla)


Y para cerrarlo, un trozo de cinta y un snap, nada del otro mundo.


Y con esto y un bizcocho... hasta el próximo domingo scrapero (si puedo y me acuerdo, os pongo alguna foto por dentro en Instagram, que en el ordenador no tengo ninguna)

miércoles, 9 de octubre de 2019

Tres vestidos de verano súper simples

Llevo casi un mes sin publicar, y eso en mí es raro. Suelo tomarme un "mes sabático" pero no esperaba que éste fuera en septiembre (creía que la peque nacería a finales de septiembre y mi mes sabático sería octubre, pero visto lo visto -la peque sigue dentro y ya estamos en octubre- voy a plantearme septiembre como el mes sabático y  programar entradas para octubre, que se me están acumulando las costuras y no creo que quede bien poner una foto mía con barriga en diciembre)
Este verano compré muchas telas para hacerme vestidos frescos, ya os he enseñado un par, y ahora voy con los tres que quedan. Frescos, cómodos y simples, muy simples. 
Aquí os enseño el patrón:
Cogí una camiseta de mi talla y ya, doblada sobre la tela doblada en 4 (para cortar al mismo tiempo delantero y trasero, que tenía mucho que coser y poco tiempo para hacerlo)y sobre eso, corté el vestido siguiendo la forma de la camiseta.Más fácil no podría ser. Luego dos costuras a los hombros, coser laterales, cuello al gusto... y a estrenar.


Esta tela azul me pijameaba un poco en mano (y era mi idea hacer un par de pijamas con ella, hasta que empecé a hacer los vestidos y vi que quedaba bien). Más adelante, cuando volvimos de vacaciones, les puse FOE en el cuello, porque se me bajaban los tirantes, pero de eso no hay foto para el blog (si puedo y me acuerdo, os pongo alguna en Instagram)


Posando no tengo precio, jeje.


Esta tela es la que más me gustaba de todas, pero al lavarla (sí, las lavé todas y las metí en la secadora antes de meterles tijera) se destiñó, lo que hizo inviable usarla como prenda de "calle". Así que, vestido para estar en casa, cómodo y precioso con una tela que me encanta a pesar de todo. 


Esta también me gusta mucho, es como si fueran dibujos pintados por niños.Una tela llena de color y de alegría, con una textura que me encanta. A diferencia de los otros dos vestidos, esta tela no es algodón, sino una especie de licra o viscosa o "yo qué sé pero con caída y suave" que me gusta mucho al tacto y como se ajusta a la barriga sin dar calor.


Este vestido también es un poco más largo que los otros, ya que no quería que fueran todos iguales.


Enlazo en Mimi, del Club de las Malas Costureras, que este mes celebra su #mimianiversario porque ya cumplen dos años.
Voy a intentar publicar todos los miércoles del mes a partir de hoy (el mimiércoles pasado no llegué a subir las fotos, y eso que tenía costura expres para enseñar) y el último, si no pasa nada, os pondré un tutorial muy simple, casi tanto como estos vestidos (pero muy resultón).

lunes, 16 de septiembre de 2019

Dos camisetas y un patrón

Costura rápida de verano, pero rápida, rápida: Estaba haciendo la maleta para ir una semana a una casa rural y me di cuenta de que R., mi mayor, no tenía ni una sola camiseta de tirantes, así que subí corriendo al taller, saqué un patrón del verano pasado, telas (algunas sobras de las que le cosí a su padre y otras que estaba deseando usar con él) y en un pis pas, camisetas nuevas.
Camiseta de súper Mario, a juego con la de papi (que espero enseñaros en algún maromartes) 


Y camiseta con una tela mágica de las que se colorean con el sol.
En ambas fotos los pantalones también son hechos por mí. Me encanta cuando eligen su ropa y es algo mío (y me encanta todavía más que el 80% de su ropa sea hecha por mí)


Como veis, son simples, muy simples. Por no llevar no llevan ni puño en las sisas ni el cuello rematado, más cómodo de poner, más rápido de hacer (no descarto en un futuro ponerle un poco de FOE, pero este verano las ha llevado así). Son, literalmente, cuatro costuras (los laterales y los hombros), algo perfecto para coser en serie y salir del paso cuando necesitan ropa.
Enlazo en MimiKids 

sábado, 14 de septiembre de 2019

Corona de cumplemés para E.

Hace poco más de un mes volví a ser tita, así que... corona de cumplemés para mi sobri con una tela que eligió su mami (lleva una toallita para los eructos -creo que se llaman así, pero no estoy segura- a juego que ya os enseñaré)
Combiné con azul clarito para el interior, creo que queda bien con la tela de globos.


Me encanta el resultado, me encantan estas coronas y me encanta la posibilidad de usarlas para las fotos de los meses de los peques, y no sólo para los cumpleaños. Por eso lleva 12 números, para poder usarla desde el primer mes hasta el año.


Quedan muy monos todos juntos, ¿no os parece? En directo se ven mejor los números, no sé porqué aquí se confunden con el fondo.




Enlazo en MimiKids, del club de las Malas Costureras.

miércoles, 11 de septiembre de 2019

Cortinas para el cuarto de costura

El cuarto de costura como tal no existe en mi casa, aunque yo llamo así (o llamaba) a la zona de mi parte de arriba destinada a coser. Como ya he dicho otras veces, es una zona multiusos: costura, muñecas, biblioteca, zona para las manualidades de los peques, y ahora zona para mi marido y su ordenador y zona para el scrap. Es una habitación grandecilla, la verdad (aunque está tan abarrotada que ya se me ha quedado pequeña).
¿No os encanta esta tela? La vi y la quise para unas cortinas para el cuarto de costura, para poner justo en la ventana de la mesa en la que coso.


Para coser las cortinas tuve una pequeña ayudante, jeje.
Es una costura súper sencilla, pero tan resultona que me encanta haberla hecho. Nunca creí que me gustaría lo de coser cortinas, y tras ésta he hecho dos más (comedor y cuarto de los peques).


Para colgar de la barra puse trabillas, me gustaba más el efecto, lo veía como más despejado y aquí necesito espacio visual.


Cuando digo que hay telas tan bonitas de las que aprovecho hasta el orillo, me refiero justamente a eso: aprovecho hasta el orillo de la tela porque me da pena meterle tijera.


Así han quedado. La cortina sólo tiene una hoja, pero tapa perfectamente la ventana y me gusta como queda. En verano la tengo recogida para poder abrir la ventana, pero en invierno quedará tapando la ventana cerrada la mayor parte del tiempo, así que es suficiente con una hoja, y así me da menos sensación de abarrotamiento.


Enlazo en Mimi, del Club de las Malas Costureras, y os dejo con una pequeña confesión: ya no son las cortinas de mi zona de costura. Al poco tiempo de coserlas, nos dimos cuenta de que los peques necesitaban más espacio, así que mi marido les cedió su cuarto y se subió arriba, conmigo, "apoderándose" de lo que era mi mesa de coser. Las cortinas se han quedado, por supuesto (y a él le gustan, así que... aquí van a seguir) aunque esa mesa ya no es de costura, ahora es de: ordenador + estudio.