miércoles, 4 de diciembre de 2019

Costura conjunta y secreta: brazalete de costura

Tenía pendiente enseñaros por aquí el brazalete para la costura que me hice siguiendo el tutorial de Cal Joan y Modistilla de Pacotilla. Fue una costura secreta, cada día iban poniendo pistas y nosotras no sabíamos qué íbamos a obtener como resultado final.
Aunque estos saraos me encantan (lo de coser cosas a base de pistas tiene en mí una atracción enorme, disfruto cosiendo, eligiendo telas sin saber para qué, indagando y elucubrando qué podrá ser...) no pude llevarlo al día porque me encontraba con la peque recién nacida, pero en cuanto pude me puse a ello y aquí está mi brazalete:


Elegí esta tela que me gusta mucho. Es súper infantil, lo sé, pero quería usarla para algo especial, y pensé que este sería un buen ejemplo de algo especial. Me parece una tela muy dulce, como si la hubieran dibujado y coloreado mis hijos.


Por el otro lado, un retalito de una tela de flores y corcho textil (lo uso poquísimo para lo mucho que me gusta el resultado, debería proponerme como propósito de 2020 utilizarlo más)


Enlazo en Mimi, del Club de las Malas Costureras, y me voy corriendo a llevar a mi hijo a su extraescolar (otro propósito de Año Nuevo debería ser tener alguna que otra entrada preparada para no ir escribiendo deprisa y corriendo, jeje)

miércoles, 20 de noviembre de 2019

Tapas botes yogur

No paro de decir que es mejor "usar y lavar" que "usar y tirar", y que mejor algo hecho en casa con amor que algo comprado.Yo no digo que los señores de Danone no le pongan amor a los yogures que venden, pero es que también les ponen azúcar o edulcorantes, y eso me gusta menos.


La solución es hacer los yogures en casa: un litro de leche, un yogur natural y (a veces, porque realmente es opcional) dos cucharadas de leche en polvo. Después de una noche en la yogurtera, ya tenemos yogures caseros para comer tal cual, o con un poco de mermelada, fruta, miel...


El problema es que la yogurtera tiene 7 vasitos, y para seguir haciendo usamos de cristal (de los naturales que usamos como cea inicial) y claro... esos no tienen tapa, así que había que taparlos con film transparente, generando muchos desechos (a cinco yogures diarios... cinco plastiquitos al día se notan). 

La solución la dio Anna, de Cal Joan, con sus tapas para boles (no se que publicaré antes, si las tapas para los boles o estas de yogures). Cuando las vi me parecieron perfectas para dos cosas:
1.- Tapar los yogures de un modo molón (muy molón, de hecho)
2.- Acabar con mini retalitos de tela de camiseta, de esa tan chula que da pena tirar pero que no daría para mucho más. 


No me diréis que no quedan bien los yogures así, mucho más apetecibles, donde va a parar, jeje. Todo el mundo sabe que cualquier cosa es mejor si tiene a Pikachu (sobre todo si tienes dos años y eres mega fan de Pokemon)


Enlazo en Mimi, del Club de las Malas Costureras.

miércoles, 13 de noviembre de 2019

Bolsa para el hospital

Creo que noviembre va a ser mi "Mimi de las bolsas". La semana pasada os enseñé la que cosí para llevar las cosas de scrap y esta semana os enseño la que cosí para las cosas del hospital de cuando fui a tener a la peque.
Os cuento... Me hacía ilusión coserle a la peque una bolsa para el hospital, y que fuera grande y "bonita" (las comillas son porque eso de bonito o no bonito es muy relativo, igual lo que para mí es precioso para vosotros es demasiado ñoño. o muy rosa, o demasiado soso...). Con sus hermanos usé varias bolsas, todas compradas (la misma para los tres, pero esa "desapareció", creo que en la inundación que acabó con varias cosas de la peque en la basura, llenas de barro e irrecuperables). Me hacía ilusión coserle una bolsa, así que un poco antes de ponerme de parto (allá por la semana 39 o así, que yo no soy muy de hacer las cosas con tiempo) me puse a ello con esta tela panamá que había comprado con idea de hacerle una colcha a los dos mayores.



Me encanta el resultado, la hice a conciencia, con mucho cuidado, mimando cada detalle... Hasta forré el interior con la misma tela de cuadritos rosa y blanca de los bolsillos exteriores. No os la enseño por dentro porque en algún momento  "la cagué" y no quedó tan bonito y pulido como me hubiera gustado (dije que le pondría bies rosa para dejarla mejor, pero se quedó así, y probablemente la siga dejando así).


La usé para ir al hospital y, cuando volví a casa, la metí en el armario de la habitación de los peques, y ahí sigue. La idea era usarla para llevar sus cosas (y las de sus hermanos) en el carrito y usarla cuando saliéramos a pasear, pero no contaba con que mi peque ni siquiera tiene carrito, y portear con el bolsón es un poco incómodo, así que no hemos vuelto a usarla desde que salimos del hospital.
Aún así, es una bolsa que me gustó mucho coser, y que me encanta el resultado. Seguramente le acabe dando uso.  A las malas, para las cosas de la playa o de la piscina, jeje.



Enlazo en Mimi, del Club de las Malas Costureras.

lunes, 11 de noviembre de 2019

Leggings medusas

Poco antes del verano, hice producción en serie de leggings para mi mediano, que estaba escaso de pantalones (estaba... ahora ha heredado del hermano, y sumados a los que le cosí, ha dejado de estarlo y tiene de sobra). 
Entre otros, hice estos rosas aprovechando la tela de medusas que tanto me gusta:


La idea era hacérselos grandes y que este invierno le siguieran estando bien, y lo conseguí. Este año tiene pantalones molones y está feliz con ellos.


No hay nada más fácil y rápido de coser que unos leggings, y más si  son de este estilo, con una pernera por trozo de tela (son, literalmente, tres costuras: tiro, cerrar piernas y cintura. 4 costuras si contamos la de cerrar la tira de cintura).
Y a mí me encanta ver su cara de felicidad al llevarlos.


Enlazo en MimiKids, del Club de las Malas Costureras.

miércoles, 6 de noviembre de 2019

Bolsa para el scrap

Entre los miles de proyectos que tenía para este verano, estaba hacer varios álbumes de scrap para poner fotos de los peques. Para poder hacerlos y tenerlo todo ordenado en las vacaciones, me cosí una bolsa muy "mr. Wonderful" donde meter los papeles y las cosas necesarias para hacerlos. La idea era llevármela a la casa en la que íbamos a pasar una semana de vacaciones y aprovechar las siestas de U. para hacerlo. Sonaba bien, ¿no?


Con la bolsa preparada para hacer el primero de los álbumes (para el bebé, ya os lo enseñaré) nos fuimos al apartamento... y duramos dos días, no llegué ni a sacar un papel. Por aquí no lo dije, sólo por instagram, pero al día siguiente de llegar, ingresaron a A. (mi mediano) por una bajada de plaquetas bestial, así que se acabaron bruscamente las vacaciones y tuvimos que cambiar la piscina por los pasillos del hospital.
Por cierto, como se ve en la foto: le hice dos bolsas a juego (una a juego con el exterior y otra a juego con el forro) para guardar las herramientas en ellas.


Lo bueno es que A. ya está bien, y que yo tengo una bolsa preciosa y enorme (y ñoña, muy ñoña.. demasiado rosa para mi gusto, pero extrañamente me gustaba así para el scrap) que uso en casa para llevar los papeles y los álbumes a medias de una planta a otra.
Es grande, tiene mucha capacidad y caben mucha cosas dentro, así que le estoy dando uso, aunque no fuera el planeado en un principio.


No seguí ningún patrón en concreto, sólo corté dos rectángulos en los que me cupieran lo que quería meter dentro, así que supongo que es #patrónpropio.
Enlazo en Mimi, del Club de las Malas Costureras, ya que aunque sea una costura simple, es mía para mí.
(En la foto, estaba embarazada de treinta y pico semanas, no es muy actual, tanto por la barriga como por el vestido, muy de verano para llevarlo ahora, jeje)



lunes, 4 de noviembre de 2019

Cortinas para los peques

Cuando estaba embarazada de R. compré unas cortinas en Ikea, a juego con una tela infantil (hace 7 años vendían telas en la sección infantil de Ikea, luego las quitaron pero ya podrían volver a ponerlas, porque estaban chulas y en aquella época yo no cosía).
Siete años después,nos habíamos cansado (al menos yo) de las cortinas, así que decidí cambiarlas por otras. Los peques eligieron esta tela, clarita, fina... y bastante bonita para un dormitorio infantil sin tonos predominantes.


Además de las cortinas, como sobró tela (y lo necesitaban, ya que las otras eran con la tela de animalitos de las cortinas originales) les cosí dos fundas de almohadas.
De mi problema con la plancha ya, si eso, hablamos otro día.


Queda bien el conjunto, ¿no? En realidad, esta disposición es por la foto, normalmente las almohadas las tengo en el otro lado de la cama, ya que ahí está la abertura de la litera.
No se ve demasiado bien, pero queda bien el conjunto de cortinas con las fundas (y sí, una quedó más corta que la otra, aunque no entiendo el motivo, ya que medí y corté las dos al mismo tiempo... creo que la barra está torcida)


Enlazo en MimiKids. No tienen patrón, ya que más simple no podría ser (¿a esto se le considera un patrón propio?)



miércoles, 30 de octubre de 2019

CVCQ Para los auriculares

Estaréis cansados ya de ver monederitos de estos por Mimi, pero es que son taaaaan monos que no he podido resistirme a coserme uno. Cuando lo vi, tuve un CVCQ en toda regla, además de una necesidad REAL de uno, ya que mi peque coge mis auriculares y les quita la gomita esa que va dentro de la oreja (y claro... usarlos sin eso es un poco incómodo).
Se hacen en un momentín, y son perfectos para usar retalitos de tela de esos que no darían para mucho más.


Necesito hacerme otro, que este quedó un pelín escaso, aunque es probable que cosa uno por cada par de auriculares que tengo en casa, así que se avecina un vaciado de la caja de retales.



Enlazo en Mimi del Club de las Malas Costureras