jueves, 19 de enero de 2017

Rums #3 Bolsa piscinera

Es jueves! Es Rums!
El año pasado cosí para la piscina esta bolsa, que hemos utilizado mucho, y seguimos utilizando ahora la veo y sé que es muy mejorable, pero cumple su función, así que de momento no la vamos a jubilar). Sin embargo, ahora  ya no vamos juntos a la piscina, y al ir por separado (él va unos días y yo otros) y compartir bolsa, pasaban cosas muy ¿graciosas? como que en lugar de sus gafas de bucear le ponga las mías, o dejarme las chanclas, o confundir las tarjetas de acceso o los gorros de natación. 
Compré en un capricho/impulso unos cierres de mochila (no tengo foto subida al ordenador, así que os los enseño por IG) y cuando vi esta mochila de Mi Rincón de Mariposas lo tuve claro: tenía que hacer una mochila con ese cierre, y tenía los cierres perfectos para ello.
Eso, unido a un viaje al sueco en el que compré (entre otras cosas) tela de hule, dio como resultado mi/nuestra nueva bolsa para la piscina.
El cierre: 
Son cierres súper peques, de un centímetro, perfectos para ropa de muñecas, y pequeños detalles (me los imagino en camisetas mías, decorando el cuello).

 Tarjetero a juego, con cinta y mosquetón para colgar en el bolso. Dentro de este tarjetero va la tarjeta de la piscina, ya no se nos va a volver a perder (o eso espero, porque parece que le gusta jugar al escondite conmigo)
 El tarjetero colgado. Dentro de la bolsa he puesto una tira de la misma tela, con una anilla para colgar los mosquetones, tanto del tarjetero como de las llaves, así no pierdo nada ahí dentro.
 Y, finalmente, la bolsa terminada. Más simple no puede ser: un rectángulo con base. Pero aunque sea la costura más simple del mundo, la he cagado un poco, porque quise hacerla mochila, y la hice, súper mona, y bien rematada... pero pequeña para su función. Dudé entre quedármela como bolso, o descoser y añadir tela, y ganó la opción de añadir tela (de ahí la costura que se ve en la foto del interior). Para las asas, dos tiras rojas atadas, porque en un futuro no descarto la posibilidad de convertirla en mochila, que igual luego me resulta más cómodo llevarla en la espalda que al lado.
Y ahora me voy a Rums a ver que que habéis cosido las demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puede que te gusten...

Puede que te gusten...